Facebook!

viernes, 10 de agosto de 2012

Magia con velas: Reglas y consejos básicos

A la hora de hacer magia, rituales, meditaciones, celebraciones y demás actividades en las que las velas van a ser empleadas, siempre hay que seguir una serie de pautas. No solo las de sentido común, de tener cuidado por el tema evidente de que puede ser peligroso: estamos jugando con fuego, literalmente, y por tanto si son muchas velas hay que dejarlas vigiladas, si se va a dejar sola para alguna petición tenemos que asegurarnos de que no haya nada combustible alrededor (cosa que también debemos procurar aunque las estemos vigilando), etc. Sin embargo, yo hablaré en esta entrada de consejos básicos más enfocados a la magia con velas.


  • Las velas, para rituales y magia, NO deben encenderse NUNCA con mecheros. Evitarlo siempre que os sea posible. Si no sabéis usar cerillas, usad palillos de dientes encendidos con mecheros. Pero nunca el mechero de forma directa.
  • Las velas, para rituales y magia, NO deben apagarse NUNCA soplando. Usad los dedos o un apagavelas. También podéis usar vasos chiquititos de los de chupito o cucharas muy hondas para esto, en lugar del apagavelas si no tenéis y no os gusta usar los dedos.
  • Si escribís nombres, peticiones, etc, en la cera de la vela, NO lo hagáis NUNCA con agujas o alfileres, podríais estar haciendo inconscientemente magia negra, de amarres o peligrosa. Usad palillos de madera o similares.
  • Si vais a querer leer los restos que deje la cera, pegad la vela en un plato algo ancho (no tiene por qué ser grande, uno de postre o café vale). No uséis portavelas para eso, porque no podréis leer los restos. En los platos, la cera puede jugar con las formas. Para rituales en los que no vayáis a dejar consumir la vela hasta el final ni a leer restos, podéis usar portavelas tranquilamente.
  • Si una vela se apaga sola, sin que haya habido corrientes de viento o razones lógicas para que esto sea así, quizá no sea el momento del ritual o la petición que estéis haciendo no sea adecuada. En momentos así, paraos  a reflexionar sobre el motivo de la magia o qué estáis pidiendo con la vela, porque tal vez, volverla a encenderla y reiteraros no sea buena idea. Si la encendéis de nuevo y vuelve a apagarse, tomaoslo ya como una confirmación y, por favor, no insistáis. Por supuesto si ha sido la puerta, el viento, o alguna razón coherente, esto no tiene por qué ser así, es solo cuando se apagan sin razón aparente. 
  • Si estáis intentando visualizar con la llama, invocar o contactar con entidades, enviar mensajes, o pedir algo para alguien... Por favor, procurad apartar pensamientos rencorosos, negativos o furibundos de vuestra mente: podéis transmitir el mensaje equivocado y, lo que es peor, contactar con la entidad menos oportuna. Cuando vayáis a hacer cosas así, primero aseguraos de qué queréis o a quién queréis pedírselo, relajar vuestra mente y emociones, y luego ya, trabajad con la vela.

Por el momento, esto es todo. Pero esta entrada puede ir siendo editada poco a poco para ir añadiendo nuevos consejos que hayan podido quedarse en el tintero.




www.amarantamistica.com
Tel: (011) 4225-9547 / 15-3001-5293 (10:30 14:00 hs/ 17:00 20:30 hs)