Facebook!

miércoles, 24 de octubre de 2012

Una ayudita en exámenes

Todos, quien más quien menos, hemos querido siempre una ayudita en nuestra época de exámenes. Instituto, Bachillerato, Selectividad, Universidad, Oposiciones... Las pruebas que hacen que decidamos nuestro futuro, cuanto más cruciales, más tienden a provocarnos estrés, miedo, ansiedad, nerviosismo y, a veces, desgana y desinterés (sensación de derrota). No obstante, siempre podemos llamar a los espíritus de los cristales para que nos echen un cable (o dos...)
Hay algo que voy a dejar claro desde ya: hacer este pequeño ritual no nos va a hacer aprobar por arte de magia. La única manera de aprobar un examen es estudiar, si los conocimientos que tienes que plasmar en el papel no están en tu cabeza, de poca ayuda te van a ser las piedras. Mi consejo antes de nada: empieza a ordenar y pasar tus apuntes al menos 1 o 2 meses antes de tu examen. Márcate una rutina y no dejes pasar un día sin dedicarle al menos una hora a la tarea.
  • Lo primero es tener un ambiente adecuado: cuida que el escritorio o mesa en el que estudies esté limpio y ordenado. Evita los papelotes sueltos y el caos en tu campo de visión, aunque sea deja el desorden detrás de ti donde no puedas verlo, y ya lo recogerás cuando termines. Intenta mantenerlo limpio si traes comida o bebida, y ojo con no armar un esparramo con los apuntes.
  • Como a mi, a muchos les cuesta trabajo estudiar sin música. Usad música de fondo sin letras vocales, suave e instrumental. Esto es importante, ya que si la música no tiene letra es más difícil que nuestra atención se distraiga con otra cosa. Hay muchos tipos de ChillOut y de artistas y compositores que tendrán música a vuestro gusto. Yo suelo usar bandas sonoras de películas o videojuegos que me gustan, compositores como Mike Oldfield o Ah Nee Mah, o los discos de Illumina y Dreams&Imaginations de Two Steps from Hell.
  • A los que prefieran la tranquilidad sin ruido, que no olviden que la mejor banda sonora es el silencio.
  • Los que no puedan estudiar en casa y vayan a la biblioteca, buscad siempre lugares bien iluminados y alejados de las puertas donde hay corrientes y la gente entra y sale continuamente.
  • Marcaos unas horas de estudio. Cada uno tiene unas horas idóneas en el día para estudiar, pues hay gente que prefiere estudiar por la tarde, otros por la mañana y otros de madrugada. Esto último no se lo recomiendo a nadie, a no ser que no quede más remedio o lo dediquéis exclusivamente al repaso del día o la noche antes del examen. En cualquier caso, no os paséis de las 2 de la mañana, porque la falta de sueño pasará factura.
  • Cumplid el horario. A veces da mucho vago, lo se, pero si el vago os domina no estudiaréis un carjao y suspenderéis XD.
  • No os sobresforcéis. Estudiar durante 1-2 horas, haced un descanso de 15 a 30 minutos, y después volvedlo a retomar. Si os tiráis 4 horas del tirón vuestro rendimiento se esfumará como el humo y no retendréis la información.
  • Para los que, como a mi, la ansiedad les produzca la compulsión de comer a todas horas o de morderlo todo; les recomiendo una tacita de té verde/blanco relajante y un tazón con crispis integrales, que no engordan y nos quitarán la sensación de tener que comer. Un tazoncito nos evitará excursiones a la cocina, y podremos ir controlando los puñaditos que comemos durante las horas de estudio, ya que si el tazón se acaba no se podrá rellenar.
  • Los que nos quedamos de madrugada podemos tirar de teína (té rojo o negro) o cafeína para mantenernos despiertos. Es un buen método, pero pasarse puede afectar a nuestras horas del tiempo, y es necesario dormir antes de un exámen
Ahora que tenemos algunas normas básicas de cómo mejorar nuestro rendimiento, vamos a crear un altar que nos ayudará a estudiar, potenciará nuestra capacidad de concentración y nuestra memoria, y ayudará a que el ambiente relajado y limpio nos impida ponernos nerviosos y caer en la ansiedad.
Este altar podemos ponerlo cada vez que vayamos a iniciar una sesión de estudio, o durante las semanas en las que vayan a durar los exámenes. Yo hice las dos cosas.

 Aquí os dejo una fotografía de mi altar de estudio. Para la creación del altar de estudio necesitaréis:
  • Cuatro fragmentos de cuarzo ahumado
  • Una amatista
  • Un ágata de Botswana
  • Una lepidolita
  • Un ojo de halcón
  • Un hematites
  • Un trozo de cartulina o papel azul oscuro o añil
  • Una vela azul oscuro
Si no disponéis de cuarzo ahumado, podéis usar cuarzo hialino (transparente). La lepidolita puede cambiarse por sodalita, y el ojo de halcón por ojo de tigre u ojo de buey. El ágata de Botswana puede cambiarse por un ágata gris corriente. La amatista puede intercambiarse por fluorita o ametrino si tampoco disponéis de ella.
La cartulina es importante que sea azul oscuro o púrpura oscuro en su defecto, ya que estos dos colores son los que están por definición ligados al tercer ojo y a la mente.

En la cartulina azul debéis dibujar algún símbolo o forma que tenga cuatro u ocho lados idénticos. En mi caso usé un cuadrado de trenzado celta y un nudo circular de cuatro nudos para el centro. Podéis pintar con un rotulador negro directamente en la cartulina, no hace falta que os matéis por hacer un diseño impresionante: un cuadrado hecho con regla de forma esquemática es suficiente. Ahora, si queréis hacerlo bonito, ya sabéis, echadle imaginación ;)

Cuando tengamos nuestro esquema en la cartulina azul, debemos colocar nuestras cuatro piedras en las cuadro esquinas (da igual el orden), y en la mitad de cada lado colocaremos cada uno de los cuarzos. Es imporante la alternancia piedra-cuarzo-piedra-cuarzo (por eso también es válida una forma de 8 puntas). En el centro del círculo (o cuadrado) creado por las piedras colocaremos la amatista (o la piedra morada que la sustituya).
Con esta trama de piedras potenciaremos la capacidad de concentración, la asimilación de ideas, la lógica y, sobre todo, la memoria; todo de forma relajada y tranquila, dándonos autoconfianza y afrontando el examen positivamente y sin agobiarnos.

Para aquellos que prefieran hacer una meditación o una pequeña visualización ante el altar, deben encender una vela azul oscuro (o púrpura oscuro en su defecto). Yo no disponía de velas y use 1/4 de  vara de sánadalo pigmentada de azul oscuro. Inspiraremos hondo y haciendo respiraciones profundas y tranquilas, nos imaginaremos a nosotros mismos concentrados en la tarea, estudiando, yendo al examen, realizándolo tranquilamente y con seguridad, y después llevándonos la satisfacción de haberlo aprobado. Paso a paso y despacio, tomándonos nuestro tiempo para visioanr los detalles sin dejar que nos dominen las prisas, el agobio o la ansiedad. Si notamos que no podemos estar tranquilos, volveremos a respirar y a dejar la mente en blanco, y volveremos a empezar a visualización de forma más calmada.
Esta forma de visualizar nuestra meta (aprobar el examen) y el proceso hasta llegar a ella (estudiar), nos permitirán afrontar el estudio y encarar los apuntes o trabajos desde la perspectiva de estar haciendo algo útil y bueno para nuestro futuro.

Podemos colocar el altar en nuestro hueco reservado usual que utilizamos para los altares; op odemos colocarlo a un lado del escritorio donde estudiamos. Sea donde sea, que no nos estorbe a la hora de hacer nuestro trabajo. Basta con que esté en la misma sala que vosotros. Para aquellos que estudiéis fuera, en bibliotecas o que no dispongáis de estos materiales en casa pero tengáis algún amigo que si; podeis usar un viejo truco: montad el altar (o pedidle a vuestro amigo que lo haga), pero en vez de la amatista central colocad algún anillo, pulsera o colgante (lo que se suele llamar "icono") que soláis llevar, y dejadlo en el altar durante una noche. Al día siguiente y hasta que terminéis los exámenes llevadlo puesto siempre que vayáis a estudiar.
Los que sepáis reiki y similares podéis directamente llamar el poder del altar de vuestra casa o de casa de vuestr compañero a distancia sin necesidad de iconos.

No os olvidéis de encener la vela o el sándalo una vez al día. Para aquellos que podáis, dejar el altar preparado con una vela azul encendida (con las precauciones debidas) justo antes de iros al examen suele ser bueno para atraer buena suerte sobre las preguntas que vayan a caer y que vuestros conocimientos se plasmen de forma enfocada a las mismas, aumentando las posibilidades de aprobar.

Pero recordad: el mejor seguro para pasar un examen es todo el trabajo previo ;)
Mucha suerte y mucho ánimo a los estudiantes, ¡nos vemos!

Célica/Soldream
www.amarantamistica.com
Tel: (011) 4225-9547 / 15-3001-5293 (10:30 14:00 hs/ 17:00 20:30 hs)