Facebook!

sábado, 3 de noviembre de 2012

Agua purificadora

Uno de los métodos la limpieza más efectivos consiste en sumergir los cristales en un recipiente manteniéndolos bajo el grifo para que que el agua se renueve de manera constante. El agua debe ser fría, puesta que la caliente dilata la estructura del cristal y éste se hace más frágil. Algunos gemoterapeutas aconsejan mantener los cristales durante dos días en agua procedente de torrentes de montaña. fuente o pozos naturales; o bien en agua de lluvia siempre que sea posible. En su defecto, podemos potenciar la capacidad purificadora del agua del grifo si, mientras lavamos nuestro cristal, visualizamos una cascada de agua cristalina.

 Asimismo, para limpiar y recargar la energía de los cristales se recomienda sumergirlos en agua de mar, y si esto no es posible, en agua del grifo saturada con sal marina en una proporción de 250g de sal gorda por litro de agua.

Cristales que se deterioran con el agua (en las fichas personales encontraréis indicaciones al respecto):
  •  Celestina: levemente soluble en agua.
  • Lapislázuli: Hay que secarlo bien si se moja debido a su porosidad, nunca sumergirlo en agua.
  • Malaquita: Lavarse con agua fría, evitar la tibia y la caliente.
  • Sal Gema: Se disuelve en agua.
  • Selenita o yesos: Se disuelve en agua caliente.
  • Marcasita: se oxida con el agua.
  • Ortosa: se altera fácilmente con agua caliente. 
  • Cianita: Fácilmente erosionable. 
  • Fuchsita: Se estropea fácilmente
  • Calcitas y Espato de Islandia: Solubles en agua.


www.amarantamistica.com
Tel: (011) 4225-9547 / 15-3001-5293 (10:30 14:00 hs/ 17:00 20:30 hs)