Facebook!

martes, 18 de febrero de 2014

Los Cristales y los Elementos

La atribución de las energías elementales a las piedras es una de las prácticas básicas de la magia y el control de energías. Los cuatro elementos, tierra, aire, fuego y agua siempre han estado presentes en rituales, altares, incluso en religiones y panteones. Desde los primeros curanderos, chamanes, a prácticas más civilizadas como la alquimia, siempre han respetado el equilibrio de los ciclos naturales, representado por estos cuatro extremos. Y en según qué creencias, también por un "quinto elemento", cuyo significado es altamente variable.
Aunque la tendencia genérica es atribuir los elementos a las piedras según el color (rojo-fuego, azul-agua, verde-tierra, amarrillo-aire, iridiscente-akasha); la realidad es que hay muy pocas piedras en proporción que representen a un sólo elemento sólo por el color. Empezando por el hecho de que, al ser piedras, todas proceden de la tierra y están ligadas a este elemento inevitablemente. Aún así, las únicas gemas que representan el círculo elemental completo son también las más caras, siendo relacionales el rubí al fuego, el zafiro al agua, la esmeralda a la tierra, el topacio al aire y la labradorita al "quinto elemento", llamado también Akasha, Energía Universal, Energía Espiritual, Éter; en resumen, energía espiritual y no física.
Aunque es verdad que hay cierta tendencia natural en las piedras para mostrar afinidad hacia un elemento concreto según el color, la gran mayoría de las piedras están ligadas a varias energías elementales al mismo tiempo, incluso a más de dos o tres, y esto les proporciona un poder especial sobre dicho tipo de energías., y sobre sus influencias en el zodiaco Por eso podemos usarlas para representar los cuatro elementos en nuestro altar y encontrar así el equilibrio energético perfecto. No obstante debo decir que, después de consultar varios manuales y de surfear por internet en busca de información, aunque algunas piedras se repiten como representantes una y otra vez, la verdad es que las atribuciones pueden variar mucho de una fuente a otra (por ejemplo, he visto a la amatista como representante del agua, del aire y del fuego en sitios distintos). Por eso también mi percepción y mi intuición han jugado un papel importante a la hora de crear la siguiente tabla:

Aire
Este
Agua
Oeste
Tierra
Norte
Fuego
Sur
Akasha
Centro
Ágata de Botswana
Berilo Dorado
Calcita Amarilla
Cerusita
Cuarzo Ahumado
Cuarzo Hialino
Espato de Islandia
Howlita Blanca
Jade Amarillo
Jaspe Amarillo
Jaspe Paisaje
Magnesita
Ojo de Halcón
Ónice Blanco
Ópalo Lunar
Rosa del Desierto

Ágata Azul
Amatista
Ametrino
Azurita
Calcedonia
Calcita Blanca
Celestina
Cianita
Crisocola
Cuarzo Hialino
Cuarzo Rosa
Dumorterita
Howlita Azul
Jaspe Ladrillo
Lapislázuli
Lepidolita
Lluvia de Oro Azul
Ópalo Lunar
Piedra de Luna
Sodalita
Turquesa

Ágata de Musgo
Amazonita
Azabache
Aragonito
Aventurina Melocotón
Aventurina Verde
Crisoprasa
Dalmantino
Esmeralda
Fluorita
Fuschita
Galena
Heliotropo
Jade Verde
Jaspe Ladrillo
Malaquita
Ojo de Gato
Olivino
Ópalo Lunar
Riolita
Sal Gema
Turmalina Negra
Turquesa
Unakita
Zoisita Rubí

Ágata de Fuego
Ámbar
Ametrino
Aventurina Roja
Broncita
Calcita Naranja
Carneola
Cornalina
Cuarzo Citrino
Granate
Heliotropo
Hematites
Jaspe Estriado
Jaspe Leopardo
Jaspe Rojo
Jaspe Sardo
Lluvia de Oro Roja
Obsidiana Caoba
Obsidiana Negra
Obsidiana Nieve
Ojo de Tigre
Ojo de Tigre Ferroso
Oligoclasa
Ónice Negro
Ópalo Lunar
Pirita
Rodonita
Tectita
Vanadita
Yeso Rojo
Zoisita Rubí

Amatista
Ámbar
Andalusita
Azabache
Azeztulita Oro
Charoita
Black Star
Fluorita
Labradorita
Piedra de Luna
Obsidiana
Ópalo Lunar
www.amarantamistica.com
Tel: (011) 4225-9547 / 15-3001-5293 (10:30 14:00 hs/ 17:00 20:30 hs)