Facebook!

martes, 15 de julio de 2014

Limpieza de Chakras

Limpiar nuestros chakras es algo que, tanto si hacemos trabajos mágicos como si no, es necesario. Como canales principales, y exclusas reguladoras de nuestro flujo energético, limpiar y armonizar los chakras es un paso muy importante, no sólo para nuestra salud física y espiritual. Sino también para aquellos que trabajan activamente con energías, ya sea mágica, con terapias de reiki, meditaciones, etc... Todo el ejercicio diario que hacemos espiritualmente, consciente o inconscientemente, deja su rastro y trae sus consecuencias en nuestro cuerpo. Y las piedras pueden ayudarnos a regular esos restos energéticos astrales que obstruyen nuestros chakras y empañan nuestro aura.

Correlaciones entre chakras y cristales:

Hay muchos cristales que pueden servirnos para limpiar los diferentes chakras, muchos de ellos definidos especialmente por el color. Pero aquí os dejo una lista con las correspondencias más comunes, aunque seguramente en muchos casos puedan variar:

  • Chakra Raíz: Jaspe Rojo, Jaspe Sardo, Rubí, Granate, Vanadita, Ágata de Fuego, Aventurina Roja, Aragonito, Cuarzo Ahumado, Hematites, Heliotropo, Jaspe Leopardo, Jaspe Estriado, Obsidiana Negra, Turmalina Negra, Azabache, Ónice Negro, Ágata Negra, Lágrima Apache, Basalto, Halita.
    ~
  • Chakra Sacro: Carneola, Cornalina, Calcita Naranja, Ojo de Buey, Obsidiana Caoba, Lluvia de Oro Roja, Aventurina Melocotón, Cerusita, Jaspe Paisajístico, Andalusita.
    ~
  • Chakra del Plexo Solar: Cuarzo Citrino, Ámbar, Topacio, Calcita Amarilla, Ojo de Tigre, Berilo Dorado, Broncita, Jade Amarillo, Jaspe Amarilo, Oligoclasa, Pirita, Riolita.
    ~
  • Chakra Corazón: Esmeralda, Olivino, Ágata Musgo, Aventurina Verde, Amazonita, Crisocola, Crisoprasa, Fuschita, Jade Verde, Malaquita, Unakita, Cuarzo Rosa, Rodonita, Dalmantino.
    ~
  • Chakra Garganta: Apatita, Cianita, Howlita Azul, Sodalita, Turquesa, Aguamarina, Topacio Azul, Rosa del Desierto.
    ~
  • Chakra del Tercer Ojo: Charoita, Lapislázuli, Azurita, Celestina, Zafiro, Dumortierita, Labradorita, Lluvia de Oro Azul, Ojo de Tigre Azul, Ágata de Botswana, Ojo de Gato, Ojo de Halzón, Galena, Diópsido Estrella, Magnesita, Piedra Luna.
    ~
  • Chakra Corona: Cuarzo Hialino, Cuarzo Rutilado, Calcita Blanca, Howlita Blanca, Mármol Blanco, Espato de Islandia, Ónice Blanco, Ópalo Lunar, Selenita, Amatista, Lepidolita, Azeztulita Oro.


Cómo limpiar nuestros chakras:

Podemos limpiar nuestros chakras nosotros mismos con ayuda de las piedras, de manera bastante sencilla. Basta con buscar siete piedras, una por cada chakra, que podéis escoger entre las que aparecen en el listado anterior. Muchos se guían por los colores referentes, pero os puedo asegurar que no siempre el color de la piedra se relaciona con el chakra de dicho color.

Cuando las tengamos, debemos tumbarnos bocarriba, en posición relajada y cómoda, sobre una superficie en la que nos encontremos a gusto. Colocaremos cada una de las piedras sobre cada punto del cuerpo correspondiente a cada chakra (ingle, vientre, plexo, pecho, garganta, frente y junto a la parte alta del cráneo). A partir de aquí, debemos intentar movernos lo menos posible, con el fin de mantener las piedras en su sitio.
Podemos cerrar los ojos, e iniciar una meditación sencilla, en la que imaginamos que la línea centrar de nuestro cuerpo está recorrida por un arroyo que cuenta con siete exclusas. Uno a uno, empezando por el básico y ascendiendo hasta el coronario, imaginaremos que lentamente cada uno de nuestros chakras es como un recipiente que se va llenando, llenando y llenando, albergando dentro todas las tensiones, malas vibraciones y suciedad energética que podamos albergar. Y, despacio, abrimos la exclusa dejando que ese agua fluya llevándose todo lo malo y renovándose con agua limpia y pura, fresca, hasta el siguiente chakra. Así, hasta el chakra Corona, en el que terminaremos la meditación imaginando que esta vez la exclusa se abre hacia el vasto mar que es la energía universal, y que todo lo que hemos ido acumulando y limpiando chakra por chakra finalmente se diluye y se difumina, desapareciendo de nosotros y de lo que nos rodea.

También podemos pedirle a alguien que nos ayude y nos guíe durante la meditación, o que sostenga a través de un péndulo o una caja intercambiable las diferentes piedras sobre nuestros chakras, rodeándolos en círculos lo más concéntricos posible, de forma que el movimiento cíclico y repetitivo sea como un desagüe que se lleve toda la energía negativa, trayendo a nuestros focos energéticos una energía nueva y limpia, del mismo modo: desde el básico hasta el coronario.

Hay muchas meditaciones para limpiar (que no abrir, éste proceso es bastante más complejo y emocionalmente más turbulento) los chakras, y podemos usar la que más nos guste. Es una forma mucho más efectiva de limpiar el aura, ya que ésta procede de las emanaciones de nuestros chakras y es la mejor manera de limpiarla desde su origen, y no simplemente de darle una "pasada rápida" como suelen hacer muchos charalatanes del mundo esotéricos.

No obstante, hemos de tener presente que "abrir" y "limpiar" los chakras no es lo mismo. La "higiene" de los chakras es algo que debemos de mantener regularmente, pero no basta para elevarnos vibracionalmente, sólo evita que se nos acumulen malas energías y contaminaciones externas, y que, del mismo modo, se las traspasemos a los demás. Pero debemos tener en cuenta que un chakra bloqueado o descalibrado tenderá a seguir generando una energía negativa de manera incorrecta por mucho que lo limpiemos.

Las Piedras Duales:

Piedras duales como el Ametrino, el Cuarzo Turmalinado, la Zoisita Rubí, la Fluorita, el Ojo de Tigre Ferroso, la Obsidiana Plateada o Copo de Nieve, la Shiva Lingam y las parejas de Piedras Boji; aunque pueden usarse para limpiar, son más indicadas para otro tipo de terapias sobre los chakras, ya que su naturaleza dual les permite trabajar con ellos en otro tipo de nivel, más poderoso que la limpieza.

No obstante no es necesario que una piedra sea dual o iridiscente para poder usarla en una terapia de realineamiento de chakras, o para calibrarlos debidamente. Las piedras monocromas son tan válidas como las duales, siempre y cuando se programen debidamente y se las someta a una limpieza exhaustiva antes de proceder a desbloquear los chakras, o a abrirlos.

Sin embargo, sobre eso, hablaremos en otra entrada. De momento debemos tener claro que es muy importante mantener limpios los chakras en la medida de lo posible, para evitar la contaminación de nuestra energía y mantener el flujo lo más constante que podamos.
www.amarantamistica.com
Tel: (011) 4225-9547 / 15-3001-5293 (10:30 14:00 hs/ 17:00 20:30 hs)