ANTIFACES DE RASO

Antifaces rellenos con cascarilla de trigo sarraceno y flores de lavanda. Confeccionados en raso, una tela suave y satinada, estampados con mandalas, el símbolo de Om , el yin yang y dioses de la mitología hindú. 

MOTIVOS:

Budha
La búsqueda de la verdad.
Al alcanzar la iluminación (nirvana) disolvió los últimos velos que cubrían su mente. La percepción de separación entre la energía interna y externa desaparecieron, logrando trascender la ansiedad, la aversión y la confusión, consiguiendo un estado de tranquilidad mental. 

Budha Gris
La búsqueda de la verdad.
Al alcanzar la iluminación (nirvana) disolvió los últimos velos que cubrían su mente. La percepción de separación entre la energía interna y externa desaparecieron, logrando trascender la ansiedad, la aversión y la confusión, consiguiendo un estado de tranquilidad mental. 

Ganesha
El removedor de obstáculos. Representa el poder del Ser Supremo que elimina los obstáculos y asegura el éxito en los esfuerzos humanos. Los hindúes se encomiendan a Ganesha antes de comenzar cualquier actividad religiosa, espiritual o mundana. 

Krishna
La capacidad de juego. Es la encarnación del amor y la alegría divina, que destruye todo el dolor y el pecado. Es la octava y más popular encarnación del Señor Vishnú. 

Lakshmi
La belleza de existir. Es la diosa de la abundancia y la prosperidad, tanto material como espiritual. Monedas de oro fluyen de una de sus manos mientras con la otra bendice a los fieles. 

Mandala azul
Lo eterno, trascendente y absoluto.
Los mandalas condensan y centralizan la energía del cosmos y de las personas, dándole un sentido armonioso a cualquier situación de caos y abriendo puertas hacia la propia sabiduría espiritual. 

Mandala celeste
Lo eterno, trascendente y absoluto.
Los mandalas condensan y centralizan la energía del cosmos y de las personas, dándole un sentido armonioso a cualquier situación de caos y abriendo puertas hacia la propia sabiduría espiritual. 

Mandala estrella
Lo eterno, trascendente y absoluto.
Los mandalas condensan y centralizan la energía del cosmos y de las personas, dándole un sentido armonioso a cualquier situación de caos y abriendo puertas hacia la propia sabiduría espiritual. 

Mandala Lakshmi
Lo eterno, trascendente y absoluto.
Los mandalas condensan y centralizan la energía del cosmos y de las personas, dándole un sentido armonioso a cualquier situación de caos y abriendo puertas hacia la propia sabiduría espiritual. 

Mandala rosa
Lo eterno, trascendente y absoluto.
Los mandalas condensan y centralizan la energía del cosmos y de las personas, dándole un sentido armonioso a cualquier situación de caos y abriendo puertas hacia la propia sabiduría espiritual. 

Mandala verde
Lo eterno, trascendente y absoluto.
Los mandalas condensan y centralizan la energía del cosmos y de las personas, dándole un sentido armonioso a cualquier situación de caos y abriendo puertas hacia la propia sabiduría espiritual. 

Yin yang
La dualidad existente en el universo. Describe las dos fuerzas fundamentales opuestas y complementarias, que se encuentran en todas las cosas. El yin es el principio femenino, la tierra, la oscuridad, la pasividad y la absorción. El yang es el principio masculino, el cielo, la luz, la actividad y la penetración. 

Om
El sonido del infinito.
Significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual. Es la sílaba sagrada, el primer sonido del universo del que emergen todos los demás sonidos. Es usado para armonizar las energías.
Al entonar el mantra Om se crea una vibración dentro de nosotros que se sincroniza con la del cosmos. 

Om violeta
El sonido del infinito.
Significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual. Es la sílaba sagrada, el primer sonido del universo del que emergen todos los demás sonidos. Es usado para armonizar las energías.
Al entonar el mantra Om se crea una vibración dentro de nosotros que se sincroniza con la del cosmos. 

Om turquesa 

El sonido del infinito. Significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual. Es la sílaba sagrada, el primer sonido del universo del que emergen todos los demás sonidos. Es usado para armonizar las energías. Al entonar el mantra Om se crea una vibración dentro de nosotros que se sincroniza con la del cosmos. 

Peso 75 g
Dimensiones 10 × 19 cm 

Elige una opción:

320,00 ARS
Please select variants first